mamparas

.

Las mamparas tienen como principal objetivo evitar que el agua de nuestra ducha o bañera se salga hacia el resto del baño, y conservar la temperatura en la zona de ducha. Pero en los últimos años, tienen también un papel decorativo muy importante. Para ello tenemos multitud de modelos y sistemas.

mampara fijo

MAMPARAS ABIERTAS

Las abiertas son las mamparas que sólo se anclan a un lado, siempre donde esté la grifería, para hacer de esa zona la zona de ducha, y el resto queda libre. Las cerradas son mamparas que van de pared a pared, cerrando todo el espacio de ducha.

MAMPARAS CERRADAS

Las mamparas correderas son las más usuales, ya que no necesitan de un espacio para poderse abrir al ser correderas. Ideales para baños de dimensiones medias.

Las mamparas abatibles se instalan en menos ocasiones ya que necesitan de un espacio libre delante de la mampara para su apertura. Con los baños de dimensiones reducidas que nos encontramos, muchas veces se hace imposible la instalación de una mampara abatible.

Y las mamparas plegables por último son mamparas para espacios muy reducidos en que no hay otra posibilidad ya que para dejar un paso a la ducha aceptable, es la única opción.

mampara corredera  mampara abatible  mampara pleglable3

Como hablábamos antes, la mampara hace un papel muy importante en la decoración de nuestro baño, ya que es algo que siempre va a estar visible. Por eso los fabricantes se han puesto serios para ofrecer vidrios templados en los que hacer decorados, desde las típicas rayas horizontales hasta poner una foto a color impresa en la mampara. También en los perfiles disponemos de variedad de colores y terminaciones.

Una vez pensado como queremos nuestra mampara, nos encontramos con mamparas ya fabricadas y mamparas a medida. Las primeras, al estar en stock, nos limitan más a la hora de decidir decorados, colores y formatos. Las segundas, al ser a medida, ya somos nosotros los que configuramos el modelo elegido a nuestro gusto. Muy importante es saber que las mamparas a medida, como su nombre indica, nos las hacen expresamente para nuestro baño, por lo que hay que esperar para su instalación.

La instalación de las mamparas siempre debemos elegir un profesional especialista, ya que una mala instalación va a provocar fugas de agua hacia el exterior de la zona de ducha, mojando el suelo y provocando posibles accidentes o incluso humedades en el piso inferior.